Las FASCIAS - OsteoSalud CMB

 

 

 

 

Por Océane Bousquières – Osteópata

 

 

Una fascia: Que es?

 

Las fascias son tejidos organizados y ricos en colágeno. Constituyen una cadena tisular que envuelve de manera continua cada musculo, órgano, nervio, vaso sanguíneo, hueso…. e van del cráneo hasta la planta del pie.

Su anatomía muy especifica le permite una adaptabilidad según su lugar en el cuerpo, por ejemplo será muy densificado al nivel ligamentoso pero bastante suelto alrededor de una glándula. Su adaptabilidad se nota en su forma, su estructura y su composición.

Dependiendo de donde están y de su función las fascia tienen nombres distintos:

  • el fascia que envuelve el corazón se llama pericardio
  • el fascia que envuelve los huesos se llama periostio

 

El conjunto de las fascias forma como « cadenas » externas o internas que comunican entre ellas. No hay ninguna interrupción entre las fascias, solamente en algunos puntos óseos las fascias hacen como un relevo para aumentar su eficiencia. Estas zonas de relevo fascio-articular están muy importantes en el trabajo osteopatico que busca sacar las tensiones excesivas contenidas en las fascia.

El objetivó final del osteópata será obtener esta sensación de continuidad tisular.

 

Para que sirven?

 

Las fascias permiten una relación continua entre las células que permite la comunicación entre los medios intra- y extra-celulares. Cada estrés va dejar su huella sobre los tejidos y podrá crear una modificación funcional que podrá perturbar la motilidad de las fascia.

 

Los roles de las fascia:

 

Las fascias se encuentran en todo el cuerpo. Por lo tanto tienen distintas funciones dependiendo del lugar donde están:

  • rol de suspensión y de protección: barrera defensiva frente a las tensiones, chocó, e estrés
  • rol hemodinámico: los sistemas linfático y venoso están inseparable del sistema facial que trabaja como soporte de los vasos
  • rol de comunicación y intercambios
  • rol de defensa

 

 

Las distintas cadenas de las fascias:

 

  • Cadenas externas:

Cadena externa que parte del pie, pasa por el fascia externo de la pierna, relevo al nivel de la rodilla y de la cabeza del peroné, relevo al nivel cadera y pelvis. Pasa en posterior al nivel de la escapula, hombro y occipital. Pasa en anterior al nivel de los abdominales, de las fascias torácicas, relevo al nivel clavícula para llegar a la parte lateral del cráneo.

 

Cadena anterior que parte del pie pasa en el fascia antero-interno de la pierna, relevo rodilla interna, aductores, relevo en la pelvis, y sube hasta clavícula y parte lateral del cuello.

 

Cadena interior: desde la parte interna de la mano, codo, clavícula hasta parte lateral del cuello.

Cadena externa: desde la muñeca, parte externa del codo, brazo hasta occipital como la cadena posterior.

 

Cadena posterior: desde el pie, pasa por la parte posterior de la pierna, relevo a la rodilla, sacro y cóccix. Sube por la parte posterior de la espalda hasta escapula y cabeza.

 

Cadena meníngea: desde el cóccix, sube por toda la columna, entra en el cráneo por el hueco occipital y  va a formar la hoz del cerebro y la tienda del cerebelo.

 

Cadenas periféricas y central: desde el perineo, fascia transversalis hasta el diafragma. Llega al nivel del cinturón escapulario y de la base del cráneo.

 

 

 

 

Como lo trabajamos en osteopatía?

 

Durante la sesión, el osteópata busca la calidad o los defectos de esta motilidad fascial, usando técnicas manuales que se llaman “test o técnicas de escucha” que permiten evaluar las fascias. El objetivo del tratamiento será de ayudar a la fascia a sacar el estrés acumulado para permitir a los tejidos de encontrar nuevamente un estado de equilibrio mas adaptado a las necesitadas vitales y a la salud global del paciente.